20. El nuevo campamento


He tomado la decisión de permanecer en el faro indefinidamente, o al menos hasta que sepamos hacia dónde dirigirnos. Creo que no podríamos haber encontrado un lugar mejor, esto es lo más parecido a un hogar que he visto en mucho tiempo. A partir de ahora no tendremos que preocuparnos de protegernos de la bestias de mayor tamaño ni de resguardarnos de la lluvia. Ir a buscar agua tampoco nos va a suponer ningún esfuerzo, pues la tenemos aquí mismo y es potable; Frochi nos dio su aprobación al seguir con vida después de beberla. Seguramente provenga de algún manantial o río cercanos, lo desconozco, pero el Capitán Brinkley ha ido a investigarlo mientras los demás intentan cazar algo para la cena.

Durante las dos semanas que llevamos aquí no ha aparecido nadie reclamando el lugar y, a juzgar por el estado ruinoso en que se encuentra, dudo mucho que alguien lo haya pisado en muchísimo tiempo. Lo más enigmático de este sitio es ese haz de luz que apunta hacia el cielo. ¿Para qué diablos servirá? Si realmente fuera un faro, lo más lógico sería que se encontrara junto al mar, y no escondido en medio de la selva. Esto no tiene ningún sentido. Lo único que tengo claro es que los que construyeron esto debían de poseer unos conocimientos tecnológicos muy superiores a los nuestros.

—Diario del Almirante Morgan—

6 comentarios :

Damned

Qué bien a Frochi no le haya pasado nada... ¡Y que escena tan alegre! Pero tanta felicidad y desprecocupaciones me da mala espina... ¿Al Lamirante Morgan no? o_O

Route 66

Genial! En cada entrada esta historia me enganxa mas!

Saludetes!

MARIKO

Sí, coincido con Damned: qué bien que a Frochi no le haya pasado nada. Pero tanta paz... no sé, no sé. Y seguimos sin saber cómo está hecho el faro! Esperaremos, en fin.

Un saludo!

Graciela

un bello lugar donde morar, tranquilos, con agua y comida.
El haz de luz me tiene muy intrigada...buen fin de semana y besos!!!

Andres

Esta muy interesante si a ver que pasa ^^

Mike Bonales

¡Fantástico trabajo! Enhorabuena!

¿Quieres dejar un comentario?

 
All original content © Copyright 2009 David Ayala