12. Una misteriosa presencia


He oído hablar muchas veces de la sensación de ser observado y nunca me he creído ni una sola palabra... hasta ahora. Hace unos días me desperté con la extraña seguridad de que alguien nos acechaba, miré rápidamente a mi alrededor y no vi a nadie, tan sólo a mis hombres, que seguían dormidos. Como es lógico, no le di la mayor importancia, pero esa sensación se ha ido repitiendo en más ocasiones. Al principio pensaba que se debía a que mis sentidos se han ido agudizando bajo tanto silencio y oscuridad, sin embargo, sé que no me equivoco al afirmar que ayer vi algo moviéndose tras unas rocas no muy lejos de nosotros. Es muy posible que sólo se tratara de algún animalejo curioso que deambula por aquí, pero, ¿qué especie de ser viviente sería capaz de soportar un hábitat como éste? Que yo sepa, por aquí sólo hay rocas y magma. Esto me induce a pensar que tal vez venga del exterior, lo cual sería un claro indicativo de que hay una salida cerca.

-Diario del Almirante Morgan-
 
All original content © Copyright 2009 David Ayala