9. La gruta


La conquista del Polo tendrá que esperar un poco más. Cuando ya casi podíamos saborear el triunfo nos ha sucedido algo inesperado; la calota se ha hundido bajo nuestro pies y hemos caído en lo que parece ser una gruta subterránea. Es un milagro que estemos todos bien, pero algunos de los perros no han sido tan afortunados y, lamentablemente, tendrán que ser sacrificados. No os preocupéis, amigos, os prometo que, aun muertos, seguiréis siendo de gran ayuda.

Lo que todavía no sé es cómo vamos a salir de ésta; los trineos se han hecho trizas y sin ellos no podemos cargar el equipo ni desplazarnos. ¿Qué vamos a hacer? ¿Montar los perros, quizá? Bueno, antes de nada hay que salir de esta cueva, pero el agujero por el que hemos caído está a tanta altura que no lo alcanzaríamos ni aunque formáramos una torre humana. Supongo que nuestra única opción en este momento es averiguar adónde nos conduce esta gruta. Espero que no sea hasta la muerte...

-Diario del Almirante Morgan-

0 comentarios :

¿Quieres dejar un comentario?

 
All original content © Copyright 2009 David Ayala