3. Monotonía polar


Ya ha transcurrido casi un mes desde que quedáramos atrapados en este desierto helado, pero el tiempo no parece avanzar. El día y la noche se suceden sin que apenas se aprecien cambios, lo cual nos está resultando beneficioso para trabajar con mayor intensidad en la apertura del canal. Fuera de esto no es fácil mantener a la tripulación ocupada, pues realmente no hay mucho que hacer a bordo de un barco inmovilizado. Cada cual busca en qué invertir su tiempo hasta que le llegue el turno de trabajo, lo que nos ha llevado a darnos cuenta de algo que ya sospechábamos; el Polo Sur es aburrido, hasta tal extremo que muchos oficiales me han solicitado que les doble las horas de trabajo. He de admitir que jamás he visto gente más ansiosa por irse a picar hielo bajo condiciones extremas.

Afortunadamente, esta situación no se prolongará mucho más tiempo, ya que el oficial Hansen, nuestro magnífico explorador, ha encontrado a poca distancia de la avanzadilla una grieta por la que podremos navegar. Sólo hemos de conducir el canal hasta ella.

No veo el momento en que el Caronte vuelva a surcar las aguas.

-Diario del Almirante Morgan-

2 comentarios :

Damned

¿Es aburrido el Polo Sur...? :)
Sí, creo que sí (nunca he estado ;), sólo lo supongo). Todo hielo, un gran sol, frío, aburrimiento...
Esperemos que no les cueste mucho llegar a la grieta :)
¡Ánimo, almirante Morgan!

DAyara

Tranquila, el Almirante Morgan es un experimentado navegante, y seguro que llegarán a su destino. Aunque una vez en tierra firme (bueno, no tan firme) ya de nada le valdrá esa experiencia...

¿Quieres dejar un comentario?

 
All original content © Copyright 2009 David Ayala